La hipocresía de Inditex y sus camisetas feministas

La moda de las camisetas feministas se ha mercantilizado rápidamente por los gigantes de la moda: Inditex, Berska y H&M han sacado camisetas feministas con el único objetivo de sacar provecho económico de nuestra lucha.

El problema radica no en los mensajes, que por cierto no son nada originales. Everybody should be feminist es una de las camisetas que más se está vendiendo, siendo este mensaje una copia de otra: We should all be feminists, creada por Dior el año pasado y que hace alusión a la TED Talk de Chimamanda Ngozi Adichie.

La Explotación

Estas grandes multinacionales se apropian de nuestros mensajes para vender camisetas a 5 euros, gracias a los bajos costes de producción que porporciona la explotación laboral de mujeres en Bangladesh o en la India. Actualmente Inditexcuenta con 6.473 trabajadores en España, frente a los 79.102 de India. El sistema de subcontratas evita que Inditex se meta en problemas y pueda evitar responsabilidades, dando espacio a las malas condiciones laborales. La mayoría del personal es mujer, sin embargo los altos cargos son en un 90% hombres y por supuesto obtienen mayor remuneración. En Bangladesh un trabajador de una fábrica de confección puede cobrar sólamente 28 euros al mes.

El tallaje

Si comparamos el tallaje de Zara con las medidas reales de las mujeres españolas, vemos como considera el tallaje de cintura de la talla M, es decir, la que debería ser la media,  mucho más pequeño que ka media española. Teniendo en cuenta que la talla M debería ser la talla intermedia, es decir, la que se asemeja más a la media española, podemos ver como para la cintura la talla M está reducida unos 9 cm, para la cadera unos 3 cm y para el pecho se asemeja bastante. Es decir, Zara apuesta por un tallaje irreal, ya que mantiene el tamaño del pecho pero disminuye casi 10 cm el tamaño de la cintura y un poco de la cadera, lo que dibujaría un contorno de mujer de cintura muy fina, lejos de la realidad.

Además en estas tiendas es difícil encontrar tallas para mujeres normales, no digo grandes, sino normales. Una tienda que ignora automáticamente a las mujeres que tienen una talla mayor de la 44 (justita y solo en vaqueros). Una tienda que dice tu eres digna de llevar mi ropa, tu no, una tienda cuyas fotos son todas de mujeres extremadamente delgadas….esto que es…¿feminismo para Barbies? Que nos venga a hablar de feminismo una marca que excluye a gran parte de la población femenina es como poco desconcertante.

Mensajes sexistas

Estamos acostumbradas a ver la diferencia que estas tiendas hacen en los mensajes orientados a chicos y a chicas. Los de chicos suelen ser mensajes que incitan a la aventura, a los viajes, a ser atrevido mientras que los de las chicas suelen estar más relacionados con su belleza, el amor o el salir los viernes por la noche. Concreatmente unos bodies que sacó Zara hace unos años desataron la polémica debido a que estos  ‘bodies’ de bebés para niños y niñas se diferenciaban en los colores rosa y azul y en los mensajes. Los de chica hacían referencia a la belleza y perfección,  –Guapa y perfecta, eso dice papa– mientras los de niño dicen –Guay e inteligente, eso dice mamá-. Tuvieron que retirarlos del mercado debido a las denuncias del Observatorio Andaluz de Publicidad no sexista.

Por una parte hay gente que piensa que a pesar de que estas marcas utilizan estas camisetas feministas como reclamo de forma hipócrita y mercantilista, es beneficioso que los mensajes sean leidos por más gente. Personalmente pienso que denunciar esta explotación y este uso sexista de las camisetas feministas aporta mucho más al movimiento feminista que el llevar una camiseta feminista. La pobre inocente que no halla reflexionado suficiente sobre este tema seguramente aprenderá mucho más sobre feminismo asumiendo y comprendiendo las críticas a este uso y explicándolas a sus amigos que llevando una camiseta con un mensaje que quizás ni siquiera ella sabe defender bien.

Tampoco quiero criticar a otras tiendas o personas que venden camisetas feministas. Mientras el dinero se done a asociaciones feministas o sean creadas por una feminista convencida no veo mayor problema, existe una causa detrás, una conciencia, no es vender por vender. Yo veo bien tiendas como Feminist Apparel, Alvilda Shop, Heroicas. Pero cuando se usan las revindicación de moda para vender y ganar dinero exclusivamente, el problema es que nos toman por tontas, y sobre todo a las que las compran. Si crees en el feminismo, no compres a tiendas de este tipo que explotan a las mujeres y que además contribuyen a crear un canon de mujer bella y delgada…no somos barbies feministas, somos luchadoras!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *